Objetivos

El alumno es el centro del proceso educativo, y por esto se plantean entre otros los siguientes objetivos.

Lograr que el alumno:

-Desarrolle el respeto por los derechos y deberes humanos, por la vida, y en general por los valores universales de la humanidad.

-Desarrolle su capacidad de razonar y pensar libre y reflexivamente para comprender desde una perspectiva personal los permanentes cambios de la sociedad actual.

-Comprenda su realidad étnica, el desarrollo histórico-cultural de la nación y la realidad actual del país y su gente.

-Adquiera los conocimientos científicos que le permitan conocer y comprender las ciencias de la naturaleza, desarrollando habilidades y actitudes para ponerlos al servicio del hombre.

-Desarrolle las habilidades para usar en forma adecuada el lenguaje hablado y escrito, para comprender, interpretar y comunicar ideas y sentimientos en forma efectiva.

-Desarrollar su capacidad de autonomía y autocontrol para interactuar positivamente y en forma responsable con su entorno, teniendo una perceptiva y asertiva visión del mundo.

Principios que orientan nuestro quehacer educativo

SINGULARIDAD: Cada persona es única y en ese contexto debe ser atendida su formación integral.

AUTONOMÍA: Cada persona es libre de sus actos en la medida que sea responsable de esa libertad y no interfiera en la libertad de los demás.

APERTURA: Como persona que vive en sociedad debe aceptar al otro con sus logros y limitaciones.

TRASCENDENCIA: Cada persona se compromete con valores universales que trascienden al tiempo.